El agua de mar se ha convertido en un aliado para nutricionistas, deportistas y demás amantes de la vida saludable… quieres saber porqué?

En este artículo te explico todo lo que necesitas saber de esta fuente inagotable de recursos.
Nuestro cuerpo tiene un 70% de agua de mar isotónica. Nuestras lágrimas, el sudor, la sangre… todo es salado.

El Agua de Mar contiene los 118 elementos de la tabla periódica que son los mismos que tiene y necesita nuestro organismo para mantenerse saludable, la falta de uno de estos minerales y oligoelementos por pequeño que sea ocasiona un desbalance entre nuestra célula y su homeostasis, produciendo así el desequilibrio.

Estos minerales, en forma de plasma marino, tienen una biodisponibilidad excepcional y son utilizados por el metabolismo de una forma completa, equilibrada y asimilable. El impacto terapéutico es por tanto considerable, puesto que la mayoría de las enfermedades se mantienen o se desarrollan en desequilibrio electrolítico.

René Quinton (1904) demostró que la vida celular nace en el Agua de Mar, sus años de trabajo y su obra ‘El agua de mar, medio orgánico’ sitúa el Agua de Mar en la base de los soportes de la totalidad de los mecanismos fisiológicos vitales.
Sugiere la hipótesis de que el líquido en el que se bañan las células es idéntico al líquido marino original. Quinton afirma que el agua del mar contiene todos los elementos de la tabla periódica y es pionero en dar importancia a estos elementos presentes en cantidad mínima en el cuerpo, los oligoelementos. Así que podríamos decir que el Agua de Mar baña y nutre a todas nuestras células.
Por ello tomar Agua de Mar, es renovar nuestros líquidos internos y proteger nuestro medio para que ningún germen pueda alterar nuestra estructura.

Al tomar Agua de Mar, nuestro medio interno recupera su poder. En un medio interno correcto ya no hace falta perseguir a los microbios nocivos, porque allí ellos no pueden prosperar. El suero marino da fuerza biológica a la célula para oponerse a la mayoría de las posibles patologías.

QUINTON versus PASTEUR

Mientras que el plasma de Quinton fortalece el organismo en su conjunto, el suero de Pasteur, la vacuna, intenta aniquilar un tipo de microorganismo concreto declarado enemigo, el cual es específico y por lo tanto no sirve para destruir otro microbio diferente.
Quinton, desarrollando sus Leyes de la Constancia y fortaleciendo el terreno donde la célula vive, demuestra que ningún germen patógeno puede vivir en el mismo, por lo que actúa directamente fortaleciendo y defendiendo a todo el cuerpo ante cualquier sustancia invasora.

A pesar de que Pasteur y Quinton coincidieron en lugar y tiempo, sus perspectivas fueron bien distintas. Quinton y su Trabajo fueron consolidados en la práctica y apoyados por la comunidad medica, pero después de la 1ª guerra mundial, el interés económico de las vacunas y de las farmacéuticas que comenzaban a invadir el mercado, prevaleció sobre la salud.
Por ahora, el capital va donde espera encontrar rendimiento, así pues el Trabajo de Quinton con el Agua de Mar fue acallado, emergiendo así la vacunación por encima de un remedio libre y gratuito.

CONTAMINACIÓN NO ES LO MISMO QUE POLUCIÓN
El agua de mar no se puede contaminar con material orgánico o agentes patógenos procedentes de las cloacas, porque el fenómeno de la osmosis los inactiva, de la misma manera que la sal inactiva las bacterias en el bacalao o los jamones. Definitiva y científicamente se ha comprobado que un microbio de procedencia terrestre no puede vivir en agua de mar. La tan cacareada contaminación del agua del mar es un mito.
Polución del mar:
No hay que confundir contaminación con polución, es decir lugares donde existe basura, y toda clase de impurezas, así como todos los residuos que arrastran los ríos hasta el mar, cuyos elementos químicos o inorgánicos son digeridos y transformados en elementos orgánicos y biodisponibles por efecto del fenómeno de la biocenosis llevada a cabo por el plancton y el fitoplancton.

BIOCENOSIS MARINA
El fitoplancton, la mayor biomasa del planeta, gracias a la acción del sol, actúa fijando todos los minerales que existen en el agua de mar. El zooplancton se alimenta del anterior y genera una masa de elementos biodisponibles. La biocenosis marina es la transformación de elementos minerales no biodisponibles en elementos biodisponibles.
La identidad de la fórmula mineral del Agua de Mar, solución coloidal prebiótica con la totalidad de los líquidos orgánicos, es un hecho biológico demostrado y evidenciado por la clínica.
Cualquier alteración de la homeostasis provoca disfunciones de los mecanismos de regulación (temperatura, hormonas, SNC…) provocando de inmediato una alteración de la nutrición celular. Como ya hemos dicho antes, toda patologia se manifiesta cuando hay una alteración de ésta homeòstasis.
Nuestras enfermedades prefieren, y por tanto retroalimentan un medio ácido. El agua de mar está en el polo opuesto: es alcalina. Frente a un pH en torno al 5 de las zonas enfermas de nuestro medio interno, el agua de mar nos ofrece un pH en torno al 8.5: mal han de vivir por tanto nuestros patógenos en contacto con esa agua.
Todos los mensajes de las funciones vitales son vehiculados por el agua orgánica. El agua genera el modelo estructural de la célula como “cemento”. La lectura de las moléculas programa (ADN) tiene lugar necesariamente en el agua. En cualquier caso, el Agua de Mar reestablece un contacto directo entre todas las células del organismo permitiendo un paso global de la información.
Otra de las propiedades del Agua del Mar es que es un disolvente, antibiótico y bactericida.
Así lo confirmó clínicamente el Dr. Georges la Fargué diciendo que el agua de mar es el mayor disolvente natural que tiene nuestro Planeta. Disuelve variedad de sólidos, líquidos y gases.
Impide la proliferación bacteriana, eliminando las bacterias nocivas, y respetando las bacterias útiles y pro-bióticas, algo que no pueden hacer los antibióticos químico farmacéuticos, que actúan indiscriminadamente.

El agua de mar no produce hipertensión, al contrario, pues hace eliminar al riñón dos veces más de sólido y de líquidos que el suero fisiológico, por lo que baja la tensión arterial.

DE DÓNDE SACO AGUA DE MAR?
El agua de mar está autorizada y considerada por la Unión Europea como producto alimenticio y se puede comprar en farmacias o herboristerías de diferentes países del mundo (plasma de Quinton, Ocean plasma, Biomaris, Mediterranea, IbizayFormentera, etc.), siendo el mejor nutriente celular orgánico, alcalino y biodisponible que hay en este planeta. Yo suelo utilitzar la marca IbizayFormentera, por el formato, precio y calidad.
También hay dispensarios marinos como la Fundación Aquamaris en Badalona que la reparten gratuitamente y te informan de qué puntos son los óptimos si quieres ir a cogerla tú mismo/a.

CÓMO TOMARLA
Normalmente para convertir el agua de mar de hipertónica a isotónica hace falta diluirla en proporción de 2 partes de agua de mar por 5 de agua de manantial o de 1 a 3 partes, haciendo de 1 a 3 tomas diarias.
Ésta posología puede variar dependiendo del individuo y del tratamiento a hacer.
Para hacer curas de agua de mar recomiendo consultar dilución/dosis con un terapeuta cualificado.

Tienes dudas? No te quedes con ellas… Escríbeme!

Salud!