La clorofila es la molécula encargada de la fotosíntesis de las plantas y la responsable del color verde de la mayoría de ellas, junto con las algas.

La fotosíntesis es el proceso a través del que las plantas transforman energía lumínica en energía quimica. Dicho de otra manera, las plantas transforman luz en sustancias que son bioasimilables para el reino animal (vitaminas, enzimas, aminoácidos, minerales, proteinas, hidratos)

Lo extremadamente interesante viene cuando se descubre allá en 1915 que la molécula de la clorofila y la molécula de hemoglobina son sorprendentemente parecidas, así que la clorofila es llamada la ‘sangre de las plantas’

A partir de ahí, múltiples pruebas con animales y sujetos anémicos resuelven que la capacidad de creación de sangre aumenta considerablemente al ingerir vegetales verdes crudos en cantidad, con su consecuente mejora a nivel metabólico, hepático, excretor y bioregulador.

Porque: a mayor creación de sangre, mayor transporte de oxígeno, mayor protección, mayor asimilación, mayor nutrición celular profunda, mayor eliminación, mejor depuración, mejor detoxificación.

Y cual es el órgano que se encarga del filtrado y almacenamiento de sangre?

El hígado!

Nuestro querido hígado multitask que necesita alimentarse de luz en forma de verde para poder hacer alegremente sus más de 500 tareas entre las cuales están:

  • Reducir el colesterol y grasas saturadas
  • Equilibrar los niveles de glucosa en sangre
  • Eliminar toxinas derivadas del metabolismo, consumo de sustancias químicas (medicamentos, conservantes, aditivos)
  • Crear bilis y sangre
  • Balance hormonal
  • Almacenaje y activación de vitaminas sobretodo del grupo B
  • Construcción de enzimas de regulación metabólica
  • Función arterial y vascular
  • Regulación del proceso digestivo

Casi nada!

Si no cabía duda de que consumir vegetales frescos de calidad es esencial para una buena homeostasis del organismo humano, ahora ya solo cabe decir cómo y cuales tienen mayor cantidad de clorofila:

Cuanto más verde sea un vegetal, mayor cantidad de clorofila tendrá. Los vegetales con clorofila más recomendados son: Brócoli, acelga, berro, col rizada, col kale, alga chlorella, germinados, rúcula, perejil, cilantro, albahaca, espárragos, guisantes, pimientos, apio, lechuga, pepino.

¡A comer verde!

Y sin más que añadir, deseo que te sea de utilidad.

¡Feliz primavera!