Quién ha dicho que comer sin gluten y sin lácteos es una tortura? Perdonad que os contradiga, pero una tortura es quedarse sin esperimentar ésta delicia.

A menudo y sobretodo al principio, la gente que empieza a modificar su alimentación hacia una opción más saludable tiene la sensación de que está limitada, de que no puede comer ésto o aquello.

Pues bien, la buena noticia es que: Existe un Universo de ingredientes, combinaciones, sabores, y lo más importante: efectos no dañinos. Un universo que está aquí y que te está esperando con los brazos abiertos a que lo experimentes. Con tus cinco sentidos. Sólo hace falta querer… Y quien no va a querer probar a ésta Señora Tarta?

AQUÍ TE DEJO LA RECETA.

ESPERO QUE LA DISFRUTES TANTO

COMO YO.

Preparación:

1. Reservar una lata de leche de coco en la nevera durante 8 horas o toda la noche. La grasa y el agua se separarán quedando la parte más grasa arriba. Extráela y bátela junto con la cucharada de vainilla y un poco del sirope de ágave. (El agua de coco que quedará debajo puedes aprovecharla para un batido). Reservar en la nevera.

2. Mezclar y amasar en un bol la almendra en polvo, el coco rallado, el aceite de coco, el sirope de ágave y la sal. Extender en un molde redondo de horno y presionar bien la masa.

3. Cortar las manzanas en medias lunas y extender en otra bandeja de horno.

4. Colocar el paso 1 y 2 dentro del horno, a 180º por 15 minutos o hasta que la base 1 esté dorada. Dejar enfriar.

5. Cuando la base esté fria, ya puedes colocar encima la leche de coco montada que tienes en la nevera y los trocitos de manzana encima como si fuera una flor. Reserva en la nevera por 1 hora.

Ingredientes Tarta AlmendraCocoManzana

A comer!