Visión integrativa

El cuerpo humano funciona como un TODO . 

La nutrición integrativa propone un enfoque global de la mejora de la salud del individuo, considerando todos sus aspectos: físico, bioquímico, energético y emocional. Estos aspectos están en interrelación contínua, de manera que uno influye en los demás.

Desde la nutrición integrativa es posible incidir sobre el sistema nervioso, la flora intestinal, aportar minerales, vitaminas y los nutrientes necesarios para cualquier dolencia o condición,  apoyando así los aspectos físico, bioquímico, energético y emocional de la persona, facilitando las capacidades de autoregulación del organismo.

De esta manera, se gana en salud, vitalidad, energía, motivación y en definitiva un aumento de las propias capacidades

Para la nutrición integrativa mantener el organismo desintoxicado y un sistema inmune sano y fuerte es una de las maneras más efectivas de MEJORA y PREVENCIÓN.

Es un método PERSONALIZADO, MULTIDISCIPLINAR, INTEGRADO, ADAPTADO y ORIENTADO a la  salud GLOBAL del individuo.

· PERSONALIZADO: Adaptación al proceso y horarios de cada persona, elaborando una pauta específica, modificándola a medida que los cambios se van produciendo 

· MULTIDISCIPLINAR: Se abordan las causas con dos o más técnicas (nutrición, kinesiología, par biomagnético, microcirculación, shiatsu) dependiendo de cada caso particular

· INTEGRADO: Introducimos cambios de hábitos vitales: nutrición, mejora del sueño, gestión del estrés, eliminación de toxinas, regulación de mucosas, mejora del sistema inmunitario, 

· ADAPTADO: Totalmente compatible con otros métodos terapéuticos o medicamentosos

· ORIENTADO: A mejorar con metodología natural no invasiva

 

©2020 Teresa Llisterri  Todos los derechos reservados